Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Defender la vida después de 100 años de aborto legal

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional. 

En su aparición a la Hermana Lucía el 13 de julio de 1917, Nuestra Señora de Fátima le dijo, “Rusia esparcirá sus errores por todo el mundo, levantando guerras y persecuciones contra la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá muchos motivos para sufrir y varias naciones serán aniquiladas”.

Esta afirmación se ha interpretado generalmente como una referencia al error del comunismo. De hecho, Rusia difundió este horrible error por todo el mundo. El resultado fue una guerra global y un sufrimiento indecible, muerte, inanición y pérdida de las libertades básicas.

 

Nuestro trabajo como cristianos después de las elecciones de 2020 en EEUU.

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional.

Los medios han declarado a Joe Biden como el ganador de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020. Sin embargo, es probable que no sepamos con certeza durante algunas semanas, como mínimo, cuál es el resultado final de las elecciones.

La campaña de Donald Trump está preparando, o ya ha presentado, numerosas demandas judiciales alegando irregularidades electorales. Las acusaciones de fraude generalizado están circulando ampliamente en las redes sociales y en los medios conservadores. En Georgia, al menos, habrá un recuento automático. Es posible que haya más recuentos en otros estados.


 

Las nuevas leyes de eutanasia abandonan la ilusión de tener "elección"

Imprimir PDF

Por el Padre Shenan J. Boquet – Presidente de Vida Humana Internacional. 

“Incluso cuando no está motivado por una negativa egoísta a cargar con la vida de alguien que está sufriendo, la eutanasia debe llamarse una falsa misericordia y, de hecho, una perturbadora “perversión” de la misericordia. La verdadera "compasión" lleva a compartir el dolor de otra persona; no mata a la persona cuyo sufrimiento no podemos soportar. Además, el acto de la eutanasia parece tanto más perverso si lo llevan a cabo, como los familiares, que se supone que tratan a un familiar con paciencia y amor, o aquellos, como los médicos, que en virtud de su profesión específica se supone que deben cuidar a la persona enferma incluso en las etapas terminales más dolorosas”.


- Papa San Juan Pablo II, Evangelium Vitae, No. 65 En un artículo reciente en First Things, el bioético Wesley Smith escribió lo siguiente: “Cuando una sociedad acepta la nociva noción de que matar es una respuesta aceptable al sufrimiento humano, la definición de “sufrimiento” nunca deja de expandirse”.


Smith estaba escribiendo específicamente sobre la eutanasia. Pero la misma lógica subyace en toda la cultura de la muerte. La cultura de la muerte es una bestia voraz. Nunca hay suficiente muerte para saciar su apetito. Los activistas proaborto, por ejemplo, siempre presionan para legalizar el aborto enfocándose casi exclusivamente en los “casos difíciles” o extremos, es decir, violación, incesto y amenaza a la vida de la madre. El aborto es necesario en tales casos, dicen, para solucionar el terrible sufrimiento de las mujeres victimizadas. Inevitablemente, sin embargo, en el instante en que la puerta se abre un poco, los activistas proaborto la atraviesan con un ariete. La mayoría de los países que legalizan el aborto en estos “casos difíciles” pronto llegan a aceptarlo o legalizarlo prácticamente por cualquier motivo. En muchos casos, la liberalización de la ley ni siquiera es necesaria: leyes supuestamente “estrictas” en el tiempo son gradualmente interpretadas por médicos, abogados y jueces con cada vez mayores libertades. Frases como “amenaza para la salud de la madre” llegan a incluir "salud psicológica", que los abortistas creativos pueden utilizar para cubrir casi cualquier caso imaginable.
 

Católicos, bioética y el voto.

Imprimir PDF

Los católicos, como todos los demás ciudadanos de los Estados Unidos de América, tienen el deber de participar en nuestra forma representativa de gobierno informándose sobre los problemas y posturas de los candidatos y luego votando. La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés) dio en el clavo cuando tituló su documento para guiar a los votantes católicos "Formar conciencia para una ciudadanía fiel". Votar es una decisión consciente importante para los católicos y todas las personas de buena voluntad, pero se complica por el hecho de que en este mundo caído no existen candidatos perfectos.

El Centro Nacional Católico de Bioética (NCBC sus siglas en Ingles) tiene en el centro de nuestra misión promover y salvaguardar la dignidad de la persona humana, especialmente en los ámbitos de la medicina y las ciencias de la vida. Trágicamente, no hay consenso, como debería haberlo, sobre algunas cuestiones básicas de dignidad y derechos humanos, como el derecho a la vida. Como presidente de la NCBC, veo como mi responsabilidad ayudar a los votantes con información sobre los temas bioéticos más importantes en las elecciones nacionales de 2020 que se acercan rápidamente.

 


Pág. 1 de 52