Redessvida.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
             

DECLARACIÓN DE LA CEJA, ANTIOQUIA - COLOMBIA “SALVARTE A TI FUE SALVARME A MÍ”

Imprimir PDF

Los sacerdotes y seminaristas participantes en el VIII Congreso de la Red de Sacerdotes y Seminaristas por la Vida, reunidos en el Congreso organizado por HUMAN LIFE INTERNATIONAL, REDESSVIDA, ABC PRODEIN Y LA DIOCESIS DE SONSON-RIONEGRO, y en las instalaciones de la Ciudadela de Jesús, en La Ceja, Colombia, del 20 al 22 de abril de 2016.

El lema escogido para el Congreso es: “Salvarte a ti fue salvarme a mí”, porque la cultura de la vida se basa en la atención a los demás, sin exclusiones ni discriminaciones. Es vivir a fondo el mandamiento del amor de Nuestro Señor Jesucristo, que implica la donación de nosotros mismos a los demás.

 

Monseñor Daniel Falla - Invitaciòn al 8 Congreso Internacional Redessvida

Imprimir PDF
 

8 Congreso RedessVida - Invitaciòn Monseñor Juan Vicente Cordoba

Imprimir PDF
 

Invitaciòn Congreso Redessvida 2016 - Monseñor Pedro Mercado

Imprimir PDF
 

Mensaje de los Obispos de Bolivia al Pueblo de Dios

Imprimir PDF

Autor:Miguel Manzanera SJ

 

Los Obispos de Bolivia, al terminar la 101ª Asamblea, realizada en Cochabamba del 7 al 12 de abril, dieron a conocer su “Mensaje al Pueblo de Dios”, titulado “Elige la vida”, fruto de su reflexión y análisis de la realidad, del cual hacemos un resumen. Los Obispos saludan ¡La paz esté con ustedes! e invitan a vivir la alegría, propia del tiempo pascual: “¡Aleluya! “¡Cristo ha resucitado!” (1 Co 15,12).

 

¡Padre, perdónales porque no saben lo que hacen!

Imprimir PDF

Autor: Miguel Manzanera SJ

En el pueblo católico ha adquirido relevancia la devoción de las “Siete Palabras” que Jesús pronunció en la cruz, recogidas en los cuatro evangelios aprobados como auténticos por la Iglesia. Con el tiempo se ha establecido la piadosa costumbre de predicar las siete palabras al mediodía del Viernes Santo, reviviendo las tres horas de agonía que Jesús sufrió, clavado en la cruz en el montículo del Gólgota, en las afueras de Jerusalén y no lejos de sus murallas.

Las palabras de Jesús contrastan fuertemente con las que pronunciaban la mayoría de los condenados, muchas veces llenos de odio y resentimiento, maldiciendo a quienes les habían condenado y blasfemando contra Dios. Por el contrario Jesús muestra un corazón confiado en el Padre y al mismo tiempo compasivo y misericordioso frente a quienes lo han condenado, engañados por el diablo o mal informados por los enemigos de Jesús.

 

Descendió a los infiernos

Imprimir PDF

Autor: Miguel Manzanera SJ

En el Símbolo de los Apóstoles, también llamado el “Credo breve”, que se recita los domingos en la Santa Misa, se incluye el siguiente artículo de fe: “Descendió a los infiernos y al tercer día resucito de entre los muertos”. No es fácil entender la primera frase “descendió a los infiernos”, ya que aquí la palabra “infiernos” tiene un significado distinto del usual que es el lugar de castigo y tormento eternos, reservado a los pecadores empedernidos.

En el Credo los infiernos significan las estancias dentro de la tierra, designadas en la Biblia con el término hebrero “sheol” y con el griego “hades”, donde según una creencia extendida bajaban las sombras de los muertos, mientras que sus cadáveres eran sepultados y se corrompían.

 

Misericordia quiero y no sacrificio” (Mt 9,13)

Imprimir PDF

Autor: Miguel Manzanera  SJ

Uno de los temas más recurrentes del Papa Francisco en sus escritos y predicaciones es la misericordia divina. Está convencido que forma parte de la esencia del Evangelio. Por eso Quiere que la Iglesia Católica otorgue a la misericordia toda la prioridad que merece. Para ello sigue los pasos de San Juan Pablo II que también consideró este tema el leitmotiv de su vida, tal como se muestra en su Encíclica “Rico en Misericordia” (1980) y en el impulso dado a las revelaciones de Sor Faustina Kowalska a la que beatificó y posteriormente canonizó en el Jubileo del Año 2000, declarando para toda la Iglesia la celebración de la Fiesta de la Divina Misericordia en el primer  domingo después de la Pascua de Resurrección. El Papa Francisco ha proclamado el Jubileo Extraordinario de la Misericordia y ha publicado el Mensaje para la Cuaresma de 2016, titulado con la frase de Jesús “Misericordia quiero y  no sacrificio” (Mt 9, 13). Transcribimos algunos puntos más pertinentes.

 


Pág. 1 de 31